¿COLOR DEL AGUA de la piscina SEGÚN EL MOSAICO?

El agua siempre tenderá a ser de color AZUL.

El agua de nuestra piscina recibe los rayos de luz, ésta absorbe primero la luz roja y ultravioleta y después los colores amarillos, verdes y violetas, por lo que el agua queda del color con la luz con menor absorción: el azul.

¿De qué depende que el color sea más oscuro o más claro?

Cuanto más profunda sea nuestra piscina mayor será su capacidad para absorber la luz y por tanto más oscuro veremos el color del agua. En el caso de piscinas poco profundas la capacidad para absorber la luz es mucho menor y, por ello, vemos el agua más transparente. Además, hay otros factores que inciden en el color del agua de nuestra piscina, como la hora del día, la posición de las nubes, el entorno o la parte del mundo en la que nos encontremos.

BLANCO - Azul cielo


AZUL CLARO - Refrescante


AZUL INTENSO - Relajante


VERDE - Efecto laguna


GRIS - Color océano


NEGRO - Efecto espejo


MARRÓN - Efecto playa